Elegir con cuidado

sábado, 26 de octubre de 2013

La tristesa nos envejece, nos hace crecer cuando menos lo deseamos. Nos hace chocar contra la pared de la realidad, cuando nuestros sueños van en lo mas alto. Nos hace reflexionar, pero no en el momento, no a la semana, no. Nos hace reflexionar meses despues, cuando una cancion, una charla con alguien, una pelicula o incluso un libro. La verdadera vejez se conoce con la verdadera tristesa, maduramos en ese sentido, pero seguimos siendo jovenes. Las fotos nos pueden dar recuerdos, que son lo unico que tenemos, pero nosotros mismos conocemos la historia, nosotros mismos nos damos los recuerdos. Nosotros, los que envejecemos extrañando.

jueves, 3 de octubre de 2013

Yo se que compartí con ella instantes, minutos, o solo segundos únicos. De esos que nos gustaría encerrar en una botella para descorchar las tardes de melancolía. De esos que solo nosotros nos acordamos.