Elegir con cuidado

lunes, 26 de agosto de 2013

Un circo que no es circo

Fue impactante como un circo en una colina, lleno de luces, risas, entretenido y bello para la vista. Pero desapareció, las estacas solo dejaron huecos en la colina, la vacía colina, que continuó aburrida y simple como antes de la llegada del circo. Como si nunca nada hubiese pasado.

miércoles, 7 de agosto de 2013

Termino de leer un pequeño cuento, detallado, revoltoso, sin mucho sentido, al estilo que me gusta. Y me doy cuenta de algo, fui y soy un idiota. Nunca quise viajar para verte, cuando te tuve cerca no aproveche más momentos, ni siquiera hablemos de la revancha al ajedrez, o salir al patio.
La luz alumbra el papel, el lápiz está preparado para comenzar un dibujo, pero yo no. Igual que siempre, nunca quiero, pierdo, me arrepiento.
Tu turno pasó, el reloj ya marcó un minuto, perdiste por tiempo, ¿perdiste? ¿vos? Si, en el juego, la luz alumbra al rey blanco, ya que siempre me encantó jugar segundo con las negras, creía que me daban suerte. El reflejo de la cruz sobre la corona le da un brillo especial, pero ahora esta apagado, al igual que vos. Perdiste la partida, tu reloj ya no marca más tiempo, pero el mio si, y no puedo sacarme este pensamiento de encima.

No se busca coherencia, son pensamientos